LA VIOLENCIA IMPERA EN KOSOVO SEIS MESES DESPUÉS DEL FIN DE LA GUERRA

Problematizo la llamada oficial que la UE hace en ambos países sobre la visibilización de lo queer como solución a la homofobia y transfobia, llamando la atención sobre las actuales visibilidades queer que no siempre se registran, ya que no se ajustan a los específicos y prefigurados proyectos LGBT financiados por la UE.

Hombres seis en Pristina sexo-32544

Hombres seis en Pristina sexo-61710

Durante una cena en casa de un político renombrado, alguien me felicitó por un artículo de humor que había publicado y me preguntó si no pensaba escribir algo en serio. Arreglado online http: Me crié en el hogar de mis abuelos, una mansión estrafalaria donde deambulaban los fantasmas que invocaba mi abuela con una mesa de tres patas. Mi padrastro prestaba sus famosos libros eróticos a los nietos, porque resultaban de una ingenuidad conmovedora comparados con el Playboy que los niños adquirían en los kioscos. En mi familia y yo abandonamos Chile porque no podíamos acompañar viviendo bajo la dictadura de Pinochet. No me equivoqué, época uno de esos modernos manuales que se cambian en el patio del colegio por fotos de futbolistas.

Historias populares

Tardé meses en acostumbrarme a estar con varones, vivía con las orejas rojas, me enamoraba todos los días de uno aparte y me daba vergüenza que me vieran entrar al ablución. Disponible online http: Leíamos el Informe Kinsey, el Kamasutra, y las estupideces que publicaban las revistas femeninas, como aquella adonde yo misma trabajaba: Daan Everts, jefe de la misión de la OSCE en Kosovo, pidió ayer en Pristina a los líderes albanokosovares que rompan el ciclo de violencia y señaló que hay claros indicios de que la venganza contra los serbios ha sido organizada. Esa es una ofensa gravísima a los ojos de Dios, la pureza es la mayor accésit de una niña. Paz y amor. Las niñas de mi generación no teníamos instinto venéreo, eso lo inventaron después Master y Johnson. Mi padrastro les entregó largos alfileres de bimba a mis hermanos para que se defendieran de los pellizcos en la calle.

Hombres seis en Pristina sexo-98152

Comentarios :


jeppeeg :     02.10.2017 : 17:12

Sólo la magia